Arcelormittal LogoArcelormittal Logo PNG

ArcelorMittal es una de las corporaciones siderúrgicas y mineras más grandes del mundo, fundada en 2006 en Luxemburgo tras la unión de dos grandes marcas, Arcelor y Mittal.

Significado e historia

Arcelormittal Logo historia
ArcelorMittal es una empresa en rápido crecimiento, cuyas máximas prioridades son la seguridad y la mejora. La marca se formó a través de la fusión de una joven Arcelor con sede en Luxemburgo, que se fundó en 2002 y se convirtió en el mayor fabricante de acero de Europa, y la enorme empresa india Mittal comenzó a operar en 1976.

La identidad visual de ArcelorMittal se basa en la sencillez y la elegancia. Se compone de una marca denominativa con un símbolo gráfico abstracto encima.

2004 – 2006

Arcelormittal Logo 2004
El logotipo original consistía en una marca denominativa gris que usaba letras sans-serif minúsculas y un emblema. Este último se parece a un corazón rojo hinchado al que le falta un trozo en el centro.

2006 – 2007

Arcelormittal Logo 2006
En 2006, agregaron la palabra ‘Mittal’ debajo del logotipo. Este fue escrito usando letras mayúsculas azules. La fuente era una especie de sans-serif redondo y suave.

2007 – Hoy
Arcelormittal Logo

La marca denominativa, que consta de los nombres de las dos empresas, está ejecutada en una elegante fuente sans-serif, que es similar a VAG Rounded Light, diseñada en 1991 por Alan Meeks. Tiene finas líneas rectas con ángulos redondeados, que evocan un enfoque de alta calidad en todo lo que hace ArcelorMittal.

Las letras grises sencillas y modestas se equilibran con un símbolo brillante, que representa una imagen abstracta de las primeras letras de dos empresas, Arcelor y Mittal.

El color naranja del emblema es un símbolo de energía, creatividad y pensamiento positivo. El logotipo minimalista de ArcelorMittal es un gran reflejo de los valores, el poder y la confiabilidad de las empresas.

Fuente

El tipo que aparece en el logotipo de ArcelorMittal se parece mucho a VAG Rounded Light, que fue desarrollado por Alan Meeks en 1991.

  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *