1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…

Logo Endesa

La empresa Endesa empezó a dar sus primeros pasos en 1944, dónde la única imagen que los representaba era su nombre en forma cursiva. Durante su larga historia, el logotipo y los colores mismos fueron cambiados varias veces hasta que en el 2016 se realizó un último cambio.

La historia

emblema Endesa

Gracias a la demanda eléctrica creciente, a mediados del siglo XX, fue tomada la decisión de abrir la Empresa Nacional de Electricidad. Las cuencas mineras de León fueron puestas en uso y lograron abrir la primera central de la empresa, satisfaciendo así la demanda que correspondía. Además, en esa época la simpleza era el sinónimo de la victoria, por lo tanto, usaron un diseño no tan llamativo pero fino.

En el año 1973, empezó un desarrollo industrial de la empresa y dio paso al crecimiento de la misma. En diferentes partes de España fueron puestas en marcha grandes complejos.

En el año 1973 se puede apreciar en el logotipo que la empresa utilizó los colores negro y blanco. El color negro es el que denota autoridad, transmite poder y fuerza. Mientras que el color blanco transmite sencillez y limpieza. Los rayos son los de la electricidad, son toques muy propios de la empresa.

Año 1988: Endesa logra posicionarse en el mercado, convirtiéndose en el número uno del país. Después de que fueron comprados los activos de varias empresas de electricidad, deciden crear el Grupo Endesa. El nuevo logotipo fue presentado por la empresa y fue implementado en un cuadrado.

Era fácil de recordar y percibir. La imagen consistía de tres partes: del lado izquierdo se observa un espacio de color gris oscuro que se supone que simboliza la falta de luz y energía. En la parte central se veía un rayo que significa fuerza. De lado izquierda se visualiza una “E” en mayúscula, con los colores azules que significa frescura y lealtad.

A principios del siglo XXI Endesa logra expandirse en Latinoamérica porque pudo comprar algunas empresas eléctricas de allí. Con el tiempo logro convertirse en el primero de Iberoamérica y es dónde empezó la internacionalización de esta empresa. Era necesario cambiar el logotipo; conservaron los colores y la letra “E”, agregando un fondo azul más potente y con un rayo blanco en dónde predomina la luz.

En el año 2010­­, empezaron a implementar la siguiente idea: hacer las cosas de forma inteligente, con el fin de lograr un reforzamiento y reposicionamiento de la marca. Usaron un nuevo eslogan de la empresa y en la parte posterior de está, lo describieron como “Luz, Gas & Personas”.

A fines de la primera década del nuevo siglo, Endesa formo parte del Grupo Enel. El logotipo de ese año se presentó junto al otro, pero lo que ellos buscaban era dejar clara su presencia.

El significado de un nuevo logotipo se explica de la siguiente manera: este cambio responde «a la necesidad de trasladar a los clientes la nueva realidad en la que la compañía está inmersa”. Esa nueva realidad a la que se refieren, es el resultado de la evolución que está sufriendo el mercado energético, con mayor competencia, pero también, con una clara demanda de los consumidores de eficiencia y transparencia.

Logotipo

Logotipo Endesa

Detrás del rediseño de Endesa hay un gran proyecto branding destinado a Enel, el principal accionista de Endesa. Endesa ofrece un nuevo paradigma y se luce con su nuevo logo ya que es el inicio de una nueva era. Sus colores y su forma, dan vida a una manera más óptima y dinámica de reconocer la marca. La nueva identidad expresa con fuerza conceptos como energía, conexión, apertura, innovación y adaptación al cambio. Un cambio necesario en todas las grandes empresas energéticas.

Tipografía y los colores

Logo Endesa

El omnipresente cursor de la marca, es “un icono visual que representa el punto de energía inicial, porque siempre está en movimiento y porque intenta emular el comportamiento de un filamento, el corazón que ilumina cada bombilla”. De este cursor en movimiento se desprenden halos de energía en azul y blanco que generan cada una de las letras que componen el logotipo de Enel. Gráficamente es atractivo y conceptualmente es poderoso por hacer una clara alusión al universo digital y por tener un movimiento continuo.

La tipografía, que surge del movimiento del cursor, se aplica ahora a todas las marcas de la compañía: Enel, Enel Green Power y Endesa, lo que ayuda a generar consistencia en su arquitectura.

Además, el sistema visual que acompaña a la marca tiene como protagonista una paleta de ocho colores básicos, con degradados potentes e intensos que, sin duda, evocan una energía llena de vida. El cursor también es protagonista en múltiples y diferentes interpretaciones, tanto en piezas online como offline y retail.

En resumen, así fue el desarrollo de una de las empresas más importantes ahora de Iberoamérica. Habría que decir también, que es un ejemplo de firmeza trabajando de la mano con el departamento de marketing para poder reajustar los cambios del dicho logo, el cual se logró adecuar la imagen a la evolución continua de la marca.