1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

BBVA Logo

BBVA tiene sus raíces en el lejano año 1857. Entonces fue fundado el Banco de Bilbao, el cual en el año 1988 se fusionó con el Banco de Vizcaya. Gracias a este hecho, cambiaron su denominación a BBV. Y llegando el año 1999 agregan la “A” al final del nombre, después de su fusión con Argentaria. De ese modo se completo el nombre del banco y se convirtió en el famoso BBVA. Hay que subrayar que es una de las más grandes entidades financieras y opera en más de 30 países, aunque no en todos los lados se conoce con el mismo nombre.

El logotipo que reina en la página web del banco después de abril del año 2019, es prácticamente la denominación – BBVA, pero con las dos últimas letras en forma de flecha descendente y ascendente. La “A” situada un poco más arriba que el resto de las letras, como despegando, subiendo y avanzando.

Significado e Historia

BBVA

1857–1981 el primer logotipo del banco eran las letras “BB” en una tipografía serif extravagante, rodeada por un círculo y debajo estaba el nombre “BANCO DE BILBAO” en tipografía romana de color negro.

En los 1981 – 1988 el logotipo se modificó moviendo las dos “BB” hacia la derecha del texto. Las letras estaban rodeadas por un rectángulo azul. Y la denominación escrita en un fondo azul con letras blancas.

1988 – 1989 después de la fusión con el banco de Vizcaya, se convirtió en BBV (Banco Bilbao de Vizcaya) y el primer logotipo consistió en las letras “BILBAO-VIZCAYA. BBV” en tipografía “Futura Condensed”.  Todo estuvo escrito en un color blanco sobre el fondo azul.

1989 – 2000 BBV da a conocer su marca definitiva. Este logotipo consistía de las letras “BBV” en su tipo de letra característico. Debajo había un arco formado por cuatro estrellas.  Todo plasmado en un cuadrado azul y debajo, el nombre: “BANCO BILBAO VIZCAYA” con el mismo tipo de letra y de color azul.

2000–2019 se formó el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria. Después de fusionarse con la última, el cuadrado y las cuatro estrellas del nombre anterior fueron eliminados, dejando el nuevo nombre “BBVA” en azul y con una tipografía característica para ellos, pero ligeramente modificada.

Símbolo

BBVA simbolo

En el año 2019 el nuevo presidente del banco Carlos Torres tomó una de sus primeras decisiones estando al mando, y presentó una nueva entidad corporativa, que también viene con un logotipo renovado.

¿Porque era urgente esa modificación? La respuesta es que el cambio realizado destaca el objetivo de BBVA – la de ofrecer una propuesta de valor única y homogénea, que identifican tanto a una empresa digital en el mundo de las tecnologías. Lo que se busca es ser globales, a través de un único procedimiento de desarollo. Todo esto permitirá un mejor ‘time to market’ y adaptaciones a diferentes mercados.

La nueva identidad, tanto como el logotipo, lo dieron a conocer en un video que lanzaron en abril del año 2019. Se puede destacar que las letras “A” y “V” ahora se parecen más a una flecha ascendente. Y justamente eso será la parte central de la marca. También adquiere formas diferentes como por ejemplo una montaña o una carretera, para transmitir diferentes conceptos como equilibrio o solidez, con el objetivo de emitir diversos conceptos.

Colores

BBVA Logo

Tratándose de los colores, han optado por un azul más oscuro, que por consiguiente es más serio. Esto aportará elegancia y seriedad. Este color facilitará su reproducción ya que el anterior daba algunos problemas.

Tipografía

BBVA emblema

Han utilizado una tipografía de palo seco inspirada en Galanda Moderna de Radko Hromátka con los vértices redondeados, este tipo de tipografías se utiliza mucho para proyectos que quieren más cercanía con sus clientes. Y se verá mejor en digital, ya que eso era uno de los objetivos. La “A” ascendente va a hacer que la marca sea más reconocible, pero genera una cierta inestabilidad debido al desequilibrio que existe entre la A y el resto de letras.

Para finalizar, cabe destacar que el logo tiene un toque de excentricidad para dotarlo de carácter y sin perder sobriedad, ya que se sigue tratando de una entidad financiera, y que es más digital y contemporánea que su predecesora.